miércoles, 12 de febrero de 2014

Desmemoriada

Se me olvidó...
Que, a pesar de los "yo te quiero más", "quiero verte a todas horas", "siempre te echo de menos" o los "cada día estoy mejor a tu lado", lo cierto es que no hay nada seguro entre nosotros.
Que siempre vivimos en el corto/medio plazo para evitar tus brotes sobre el compromiso.
Que soy la única a la que nunca le ofrecerás el sol, la luna y todo tu mundo.
Que toda la felicidad con la que fantaseo cuando estoy a tu lado, no son más que imaginaciones mías, delirios de una mente enamorada.
Que me has dicho una y mil veces que no hay promesa que quieras hacerme porque no existe promesa que quieras cumplir.
Se me olvidó, estúpida de mí, que los besos serán según tus condiciones, que no habrá un perro y un gato, que no compartiremos nuestras vidas, que nunca seremos "los Pease", que no conoceré a tu familia, ni habrá dos hijos por cuyos nombre nos peleemos...
El caso es que me lo has repetido una y otra vez, el caso es que no puedo decir que fuera una estafa emocional, pero entre unas cosas y otras (tus besos, tu olor, tus miradas, tus palabras) se me olvidó...
Se me olvidó, tonta de mí, que no tenemos futuro.

1 comentarios:

Yo dijo...

Hola tenía tiempo que no te leía, pero he vuelto y me encuentro con esta entrada que me gusta mucho, me recuerda mucho a mi.

un beso

Publicar un comentario en la entrada